Home

Han pasado algunos años desde que instauramos el “Premio al auto nostálgico del año” Con él queremos destacar a aquel auto que haya sido presentado (o que vimos por primera vez) en el año que se fue y que nos haya gustado de manera excepcional. No evaluamos la exclusividad, ni la calidad de la restauración, ni su potencia, rareza o pedigree. El único patrón a seguir será que el auto nos “diga algo”, que nos guste su aspecto y condición. Así pues si tú, lector, eres más más purista, no te escandalices ni molestes. El auto del año es sólo nuestra elección, tan respetable como la tuya.

Durante 2016 se celebraron, parece, menos eventos que en otros años, pero encontramos merecedores al premio del auto nostálgico del año en el Día del Patrimonio y en Anglo cars, dándonos grandes sorpresas además, el Autódromo de Codegua.

Al contrario de años anteriores, en 2016 fue difícil elegir uno solo. Así que nuestros seleccionados son cuatro.

I

En 1934 se exhibe el primer film sonoro nacional: Norte y Sur, que incluía escenas fijas sobre autos modernos. Ese año Chevrolet produjo 551 mil unidades y Ford 564 mil. Ambos con diseños similares, que podríamos describir como una “burrita aerodinámica”. chevrolet-roadster-1934-frontBien, sabemos de muy pocos autos de 1934 conservados en Chile, por lo cual gran sorpresa fue cuando en Rinconada 2016 apareció este hermoso e impecable Chevrolet de 1934 y nada menos que en versión convertible. chevrolet-roadster-1934-interior

Hubo dos series: Standard con el motor de 60 HP y Master con el motor de 80HP. Ambas con el motor seis cilindros de Chevrolet que ese año se bautizó como “Blue Flame Six”. Las carrocerías roadster convertible fueron las de edición más limitada, llegando a construirse sólo 2.000 unidades. Así que, un privilegio haber podido fotografiar este escaso ejemplar, uno de los pocos que se deben conservar en el mundo.

II

Cuando vamos a Anglo Cars, sabemos que estaremos expuestos a una dosis única de autos elegantes, de alto coturno, sofisticados y exclusivos. Por ello fue refrescante encontrar este plebeyo Morris Minor 1000 de 1957, llegado a Chile en su tiempo, junto a camionetas y algunos Station wagon del mismo modelo.morris-minor-1957

En ese año todavía el mercado chileno se repartía entre los autos americanos, siendo los favoritos Chevrolet y Ford, con una escasa entrada de autos británicos. Pero estos tenían su nicho: Hubo mucho Vauxhall, Hillman, Zodiac y también Austin y Morris como éste.

morris-minor-1957-ar

Este Morris Minor, es el padre el Austin Mini, sólo que comenzó a fabricarse en 1948 y mantuvo este diseño ¡hasta 1971! A pesar que su aspecto no le gustó a Sir William Morris, dueño de la empresa, fue el primer auto británico en vender más de un millón de unidades. En 1957 ya el motor había sido cambiado por el más moderno A30 que propulsaba al Austin, un cuatro cilindros de 948 cc. Su velocidad máxima declarada era 117 Km/h.morris-minor-1957-emblema

Tras una larga restauración, conservando sus instrumentos Smiths, hasta se le retornó a su color original, tenemos este Morris Minor impecable acá en Chile. Ver más en:    https://youtu.be/hdb8PiPFLcc

III

Otro auto europeo, esta vez francés. El Renault 4 cv fue la respuesta del fabricantes al Volkswagen. renault-4cv-primer-prototipoDe hecho tenía el mismo esquema constructivo, (motor trasero) y una carrocería relativamente similar. También, al igual que el VW fue desarrollado durante la guerra, pero el Renault fue en secreto, obteniendo un prototipo incluso más similar al VW que la versión que finalmente se fabricó. Creado para un país saliendo de la guerra, este económico auto fue un éxito instantáneo. Se fabricaron más de un millón de unidades, en un largo período: entre 1945 y 1961. Su motor era un cuatro cilindros, que con 748 o 760 cc, según la versión, tenía una potencia de 17HP. renault-4-cv-1951-patito

Este ejemplar, un modelo antiguo, de 1951, fue pacientemente restaurado por su dueño, quien con mucho ingenio consiguió dejarlo en tan bonito estado.

renault-4-cv-1951-frente

A Chile llegaron varios. Antes de internet, la única fuente para buscar vehículos eran los avisos económicos del domingo. Allí se leía: “Vendo Renault patito…”. Uno sabía que se trataba de un 4cv… y probablemente azul.

IV

buick-standard-1926

Este Buick Standard Six Sedan de 1926, pintado de un enigmático color morado intenso, es un deleite para el ojo. En esa época, al igual que hoy, los Buick eran vehículos de un estándar relativamente alto. buick-standard-1926-cowl-detailDefinitivamente, no competían con Ford ni Chevrolet.

Este modelo se vendía desde 1250 dólares, monto con el que se podía comprar prácticamente dos Ford sedan del mismo año, cuyo precio partía en 660 dólares. Razones habían muchas. En comparación con el Ford, como ejemplo, Buick tenía dos cilindros y 40 HP más, un tablero de instrumentos más completo, un interior de lujo. La carrocería también acusa muchas diferencias, en detalle y en calidad constructiva. Su motor era de 6 cilindros, 3,4 litros y 60 HP. A pesar de su precio relativamente alto, se fabricaron 266.000 Buick ese año.

oscar2

Cuatro autos que merecen el Nostalgic car of the year award. Se escuchan aplausos cerrados para felicitar a los dueños de estos fantásticos automóviles mientras suben al escenario a buscar su trofeo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s