Home

Bedford era una subsidiaria de Vauxhall, el fabricante británico de automóviles que entre los años 30 y 50 gozó de prestigio , exportando sus autos a todo el mundo e incluso armándolos en Chile.

En 1905 la empresa se trasladó a una nueva fábrica ubicada en Bedfordshire, nombre que sería elegido para la exitosa línea de vehículos comerciales que luego serían parte de Vauxhall. En noviembre de 1925 la empresa fue comprada por GM. Como resultado de la recesión, que dejó a millones de ingleses cesantes, se decidió construir una vehículos comerciales, camiones y vans, en reemplazo dela línea Chevrolet importada de USA. La van “PC” fue lanzada al mercado en 1938, produciéndose hasta mediados de los años 50.

En algún momento de 1951 llegó a Chile este hoy solitario ejemplar (y solitaria fotografía) que mostramos aquí, la cual nos fue enviada en el año 2014; en esa época le faltaba una biela para que el motor pudiese funcionar. Imaginamos que hoy todavía debe estar esperando su recuperación en algún galpón del Santiago antiguo.

bedford PC 1951 stgo

Solitaria Bedford esperando en algun sitio de un Santiago tan antiguo como ella. Su dueño le agregó una visera

El motor de la serie PC  era la vieja versión de 1442 cc que también impulsaba a los autos Vauxhall. Tenía carburador Zenith 30VIG-5, caja  de tres velocidades y ruedas aro 17. La carrocería tenía estructura de madera, aunque no sabemos si será el caso del ejemplar de 1951 que se conserva en Santiago

Bedford estaba orgullosa de su van, pues  la anunciaba como “la van de bonitas líneas, buenas terminaciones y atractivo frontal. Había también una versión con ventanas laterales que se llamaba “Utilavan”.

En general estos van fueron sometidos a muy dura vida y más aún, las pocas Bedford que pudieron haber llegado a Chile, con su pequeño motor y su carrocería algo débil para las calles santiaguinas, muchas de ellas todavía empedradas y en mal estado. En el mundo sobreviven muy pocas y un puñado reducido de fanáticos ingleses las busca.

bedford  1951 PC

Soñanado, imaginemos que así quedaría la Bedford

¡Tanto vehículo escaso y extraño que circuló por Chile!. Es una lástima que este ejemplar no haya sido recuperado, porque sería un bonito aporte a las exhibiciones de autos antiguos que, a veces, se efectúan en Santiago.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s