Home

Hace sesenta años, el 16 de marzo de 1966 Studebaker cerraba su última y entonces única planta, en Canadá, produciendo “El ultimo Studebaker”. Fue la tercera muerte de la división automotriz. La primera, en diciembre de 1963 cuando, dolorosamente cerca de la Navidad, cierra su planta principal en Indiana.

Stude 64 planta Indiana

La planta de Indiana en sus últimos días, en Diciembre de 1963, fabricando unos pocos Studebaker 1964

Luego, la decisión de cerrar las operaciones con empresas asociadas en el exterior, Chile entre ellas, y luego el fin de la esperanza de quienes lucharon por mantener la empresa, la última fábrica en Canadá.

LAST CANADIAN STUDEBAKER

El último Studebaker en el Museo del mismo nombre

El gerente de esta planta, su personal ejecutivo y los operadores estaban esperanzados que, en la medida que se vendiesen unos 12.000 autos al año, la planta operaría sin problemas.

Para reducir costos, se eliminaron los modelos Hawk, Avanti y, discutiblemente, la línea de camiones. (Esta última ganaba plata, tenía buenos contratos con el gobierno, pero en realidad los directores ya no querían nada con la división automotriz de Studebaker). La producción quedaría solo en los Challenger, Cruiser y Commanders, derivados del modelo de 1963 pero brillantemente reestilizados por el afamando diseñador Brook Stevens, con líneas modernas que ocultaban perfectamente su antiguo origen. Diseño, al menos en la parte trasera, algo bizarro y que fue comprendido solo después de su tiempo.

Ya no habría más motores Studebaker; la fundición que fabricaba los bloques de motor había quedado cerrada en Indiana. Se recurriría a motores de seis cilindros 194 y 230 y el V8 283 fabricado por  McKinnon Industries, división de GM en Canadá.

Esto no era más que una realidad virtual: La realidad “de verdad”, era otra: el directorio ya había decidido en 1964, cerrar también esa fábrica. Se dice que el momento llegó cuando la matriz de la tapa maleta, la misma matriz en uso desde el modelo de 1964, se rompió necesitándose fabricar otro molde. La orden fue negativa. Se debían completar los autos con los elementos disponibles hasta agotar el stock de tapas de maleta. Excusa perfecta para cerrar la planta canadiense.

thelaststudebaker

El último Studebaker en las oficinas centrales de la planta en Canadá. Marzo 1966

El 16 de marzo de 1966 un operario dio los últimos aprietes a la carrocería, terminando así una saga histórica. Un Cruiser four door sedan, color verde turquesa (Timberline Turquoise) con motor V8 283 será el último Studebaker. Con este hecho tan simple y frío, quedaron sin trabajo 648 personas especializadas y cerca de 580 concesionarios en Canadá y Estados Unidos de América.

Este vehículo reside hoy en el Museo Studebaker, junto a un similar modelo Daytona de color rojo, el último Studebaker fabricado en Indiana que fue entregado directo al Museo, teniendo hoy solo 50 millas.

daytona-1964-107w-1

El hermoso último Studebaker fabricado en Estados Unidos. Se conserva sin uso. 

114 años después que Henry y Clement Studebaker fundaran su taller para construir vagones, cerraba sus puertas un fabricante histórico. Si esto hubiese ocurrido en el año 2000, se piensa que tal vez el Gobierno estadounidense la habría rescatado, al igual que lo hizo con GM y Chrysler. Y, tal vez, tendríamos un Studebaker Sceptre en nuestro garaje

En Chile, los directores de Studebaker-Bolocco aún hacían publicidad al novísimo modelo de 1964, incluyendo un logo “Canadarica”. Aún no sabían que en Indiana ya habían decidido terminar este convenio.

Studebaker commander armados en chile

Dos Studebaker armados en la planta Canadarica. A la izquierda un modelo 1964 y a la derecha un 1965.  Fueron muy escasos .Las fotografías son aportes involuntarios de Tuerca.cl y Museo Studebaker Moncopulli

Anuncios

8 pensamientos en “post 80: El último Studebaker

    • Para decidir, hay que ver el auto. Si está en muy buen estado tanto de macanica como de carroceria (completo) y si te gusta, compralo, pero debes saber que es muy gastador en gasolina y que su mantención es cara.

      Si esta en menos que buen estado, no lo compres. Son muy caros de recuperar y no siempre hay repuestos, especialmente para las partes electronicas y accesorios…

      Si es el Seville de cola trucada, es una tentación. Si hay plata, vale la pena. Anda uno negro con gris muy bonito, por ahí.

      • estimado. muchas gracias de verdad por su respuesta tan oportuna, le comento el auto de mis sueños, para comprarlo tengo que ir a Estados Unidos, y eso significa muchas cosas uffffffffffffffff. es por eso que les encargo el auto Cadillac fleetwood año 79-80-84-89-
        de verdad es un sueño antes de irme de esta vida, estoy dispuesto y abierto a dar una comisión no menor por quien lo encuentre, estare atento muy atento a sus comentarios
        muchos saludos
        y gracias

      • Estimado miguel

        En Chile hay varios de esos Cadillac. No es necesario ir a Estados Unidos. Vaya a los eventos que organiza tuerca.cl y converse con los propietarios de esos Cadillac que siempre aparecen. Ellos pueden saber. El próximo evento es el dia del patrimonio, el ultimo domingo de mayo de 2016 , en Escuela Militar.

  1. Es muy extraño la muerte de esta marca, sus vehículos eran muy avanzados en su diseño y mecánica, recordemos los modelos Star
    liner 1953-1955, muy avanzados con referente a Ford / Chevrolet
    el Champion y Commander año 1950-51, totalmente futurista.

    • Carlos: Ya desde mediados de los años 50, una vez pasado el éxito de los modelos 49 y 50 la empresa coemnzo a no ser competitiva por sus altos costos fijos. Tenia una planta de trabajadores cara y grande, al igual que su directorio. Al menos ellos pudieron llevar la empresa a otros rubros que fueron muy rentables. Pero la division automotriz, al no tener dinero para renovar sus plantas de fabricación, se fue quedando atras en su eficiencia productiva. Los exitos de diseño como fueron el Hawk, el Lark, el GranTurismo Hawk y el Avanti chocaron con muchos errores productivos y de mercado, a veces fabricando las versiones equivocadas (sedanes cuando los compradores querian cupes, en el caso del Staliner, manteniendo motores poco potentes en el caso del Lark VI, o demoras eternas en la entrega en el caso del Avanti, lo que hacia que los compradores se desistieran y se fueran a otras marcas) que se apilaban en los concesionarios. Parte de esta situacion se aumentó tambien por el poco amor de los directores por la division automotriz, excepto un par de gerentes que no pudieron hacer mucho. Sin embargo la empresa no quebró sino que fue cerrada oportunamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s