Home

Muchas veces hemos dicho que Chile tiene muchas historias de autos que contar. Pocas fotos existen pero a veces aparece alguna que levanta nuestro interés. Es el caso de esta fotografía que aparece en varios sitios de internet y que muestra la antigua Parroquia de San Antonio de Padua ubicada en la calle Centenario en el puerto de San Antonio. iglesia San Antonio_2El edificio que se ve en la foto, ha sido reemplazado por otro de mayor presencia pero de similares líneas modernistas. En esta ocasión, no antes de 1952, hemos encontrado que varios feligreses han estacionado sus autos frente a la iglesia y la escena es sorprendente.

Pero vamos a lo que nos interesa:  El más cercano a la cámara, con su patente XA-457 es un Plymouth de 1952, muy probablemente modelo Cranbrook, que a pesar de ser el modelo básico, tenía líneas modernas y relativamente elegantes. Plymouth Cranbrook 1952Ese año se había cambiado el diseño del parabrisas trasero, algo envolvente, con lo cual ganaba un aspecto más aireado (y moderno) sobre la misma carrocería que venía desde 1949.

Nos llama la atención su poco común color blanco, en una época donde ese color no era el preferido para los autos.

 

Al centro se ubica lo sorprendente de esta foto. Nada menos que un escaso Willys Overland modelo Speedway sedan de 1939 ó 40. Este era un auto pequeño que no tuvo éxito, por lo cual es muy curioso que hayan sido importados a Chile. 1940 Willys Speedway sedanSin embargo lo fueron, tal como lo prueba éste y uno similar que se encuentra en el Museo de la Fundación Lira. Probablemente la causa de su poco éxito radicaría en su pequeño tamaño y motor, que era un cuatro cilindros de 164 pulgadas y sólo 48 HP (que desde el modelo de 1938 se llevarían a 61 HP). Era la época en que se usaba el seis cilindros y por otra parte, Ford ya llevaba cinco años fabricando autos económicos con el motor V8. El cuatro cilindros había fallecido, al menos por largo tiempo, con el Ford A. pero Willys insistió en este modelo, cuyo principal argumento de venta era la economía de combustible con unos 10 kilómetros por litro, (en una época donde no importaba mucho), y que según Willys era “el auto número 1 de la América rural”. Su diseño, especialmente aerodinámico, se debía a la mente de Amos Northup que, en sus escasos 49 años de vida, diseñó joyas automotrices para Graham, Hupmobile, y Willys Saint Claire, que compartían el gusto de Amos por las carrocerías redondeadas, que permitían un suave y fugaz paso del aire.

interior willys 1940

El manubrio del Willys quedaba bastante pegado al tablero y a su vez, la conductora al manubrio. El espacio en el dibujo es ficticio y se usan nubes para dar mayor sensación de espacio. Pero el tablero es bonito aunque no siempre era bicolor.

El mismo motor, posteriormente equipó al Jeep durante la segunda guerra. Décadas mas tarde los autos que construyó Willys se transformaron en favoritos de las carreras de drags por su bajo peso, su diseño limpio y dinámico y su adaptabilidad para aceptar motores V8
Finalmente el tercer auto, el que aparece más lejano a la cámara es un magnifico Chevrolet convertible de 1949 ó 1950.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s