Home

On the road again
Goin’ places that I’ve never been
Seein’ things that I may never see again
And I can’t wait to get on the road again

Willie Nelson – On The Road Again Lyrics Album Souvenirs

Muchas veces el viaje es tan inspirador como el destino. Los grandes viajeros, prefieren mucho más que el destino, el acto del viaje con todas sus sorpresas y aventuras. Una vez que han llegado, se aburren y desean viajar nuevamente. Un viaje en un auto antiguo es algo más. Acostumbrarse a otro ritmo, ganando la visión del paisaje, cambia la mente.
Este domingo 26 de agosto, una  fresca mañana recibió a un grupo de avezados sportman que desafió la histórica Ruta 57 para viajar hacia Rinconada de los Andes y participar en una exhibición. La travesía de esta Ruta siempre ha sido interesante por su paisaje ya sea rocoso, mezclados con fértil verdor y la llanura del espino de nuestra zona central semi árida.

Hemos escogido una foto de “el viaje” para partcipantesde cada década. Como siempre. al hacer click sobre la imagen ésta, milagrosamente, se amplìa.

ford a cupe en ruta 57

Década del 20:

El Ford A , participante clàsico de todas las aventutras. Con su motor de cuatro cilindros, el A es el colmo de la fidelidad. Siempre llega. Y pensar que en los años 60 estaban botados!!!

 

 

ford A en ruta 57Bueno… El Ford A merece dos fotos. Acá capturamos el popular sedan de dos puertas, con la inconfundible silueta de un pasado que siempre vuelve con una rueda de repuesto en la trasera

 

 

 

Década del 30

Y qué mejor que este Ford 38 estándar. ford 38 standardEsta era la versión  básica, el “desde” , que conservaba el diseño del año anterior. Su motor V8 de 85 HP rugiría en las subidas de la ruta 57, pero luego, requerirá pericia para lograr frenarlo.

Acá fotografiado en una de las escenas típicas de su supuesta vida neoyorkina. pagando un toll, parte inescapable de un viaje acá en Chile.

 

Década del 40

Los 40, década  de contrastes. disipación y guerra.  Cadillac y Jeep.Cadillac 1949 en ruta 57Mas, para esta ocasión , preferimos el Cadillac. Se muestra aquí un modelo sedán serie 62 de 1949. Con su motor V8 de 331 pulgadas y 160 HP , cualquier viaje es un placer conduciendo un Cadillac. La restauración de este automóvil fue detalladamente reporteada en La Gaceta número 7. Desde entonces ha aparecido en prácticamente todos los eventos de automoviles antiguos.

 

Década del 50

El Chevrolet Bel Air de 1957 continua siendo un favorito cuando se revisan los autos clásicos estadounidenses.chevrolet 57 en ruta 57 Y aqui tenemos la suerte de poder disfrutar de varios muy bien mantenidos. Este ejemplar  fue encontrado en regular estado y su dueño encaró una larga restauración a su gusto, que se encuentra descrita en La Gaceta 6. Aqui vemos  a este Chevy , tomando una ligera pendiente en la Ruta 57. Este era el Chevy  que usaba Madonna en su canción “American pie” para ir a la laguna, (que estaba seca).

 

Década del 60

Maravillosos diseños, mejor música, tecnología justa. chevrolet impala 1961 en ruta 57Qué mejor representante que este vistoso Impala de 1961, que impone su presencia en la ruta con sus brillantes y alegres colores. Con un auto así, la vida es mas hermosa.  A Chile llegaron muchos Impalas, simbolosde cierto lujo. Casi todos con el fiel motor de seis cilindros.  Tuvieron larga vida hasta que que comenzo a subir el precio de la gasolina.  Se salvaron unos pocos, pero este ejemplar ciertamente tiene su futuro asegurado.

 

Pero tampoco podiamos ignorar un auto tan chileno como el Peugeot 404. peugeot 404 en ruta 57

Este modelo fue transversal a nuestra sociedad durante la segunda mitad de los 60 y la primera mitad de los 70 y contribuyó a generar una cierta calidad de fabricación mecánica en Chile. Su suave motor de cuatro cilindros tambien se suma a la lista de motores fieles. Pero a diferencia de Argentina, aquí en Chile el Peugeot no tuvo tradicion deportiva. Era massbien un tranquilo sedán de familia.

Motonetas

lambretta ruta 57Cómo ignorar a los que tal vez son los viajeros mas sacrificados en en estos 90 kilómetros bajo el sol y con, para ellos, empinadas cuestas. A bordo de estas fragiles vehículos, con pequeñas ruedecillas las Lambrettas y Vespas llegan siempre. Este año vimos mas Lambrettas , como el de esta fotografìa.

 

 

Este viaje ya ha sido reportado desde la década del 20 donde nuestros antecesores ya tomaban sus Ford A y se lanzaban hacia San Felipe, Jahuel etc., con carreras en cuesta, gymkanas y otras especialidades de tan lejanas épocas. Los comentarios a la llegada sin embargo, probablemente no son tan distintos ahora como entonces. Escuchamos varias frases célebres como “subí la cuesta tranquilo a 50” (km/h) o bien, “se anduvo calentando algo pero después del túnel volvió a la normalidad”. Más allá oímos “se soltó una chaveta”, o “tengo que cambiar el condensador antes de salir”. Todas frases reales cuyos autores hemos identificado pero que mantendremos en el anonimato.

delicias en la ruta 57

Sólo los viajeros mas relajados se dan cuenta que pueden aprovechar los productos de la rica naturaleza de esta Zona

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s