Home

Retirándose varios kilómetros desde la ruta Panamericana, la Región de O’Higgins mantiene muchas sorpresas. Ambientes, ritmos, oficios de otros tiempos. Todavía la gente es amable y con cierta timidez propia del antiguo Chile central. Hacía unos diez años que no andábamos por acá. Sigue todo casi igual. Unos 200 kilómetros desde Santiago y es otro mundo. Afortunadamente

En 1948 las barras horizontales de la máscara eran pintadas del mismo color de la carrocería, como se ve en la camioneta de la izqueirda. En 1949 eran pintadas “blanco quebrado”.

Buenas tardes… Están a la venta?
Sí, tal como las ve. Y ¿cuánto valen? No se… y se dirige a un viejo maestro que está nada menos que fabricando barriles vineros, oficio casi perdido, pero que aquí se practica con todo esplendor.
El maestro responde: No se… el otro día unos chiquillos vinieron a verlas pero no me acuerdo cuánto valen.
Bueno… las puedo fotografiar?
Claro patrón pase no más. Y así, sin recelos ni más preguntas, me hacen pasar amablemente…y se retiran.
Si de lejos se veía una interesante pareja de Chevrolets 48, gemelas, las dos verdes, oxidadas, de cerca veo que están prácticamente acabadas.

chev 48 cajaEl óxido se ha comido parte de su carrocería. Una no tiene la caja de carga. En la otra se ve el piso y toda la estructura. Hay que cambiar planchas completas.
Seguimos examinando ambas camionetas. Una  conserva el escaso emblema Chevrolet en el centro del manubrio. Mirando al piso, veo que no tiene la caja de cambios. Tal vez esté entre los trastos a su alrededor, donde sí distingo la típica tapa de válvulas del motor stovevolt six que equipaba a estas camionetas. Ésta también conserva los guardabarros exteriores (malamente llamados “mineros” aquí en Chile) de la caja de carga. Las puertas  se ven en buen estado. Ella además conserva el tablero completo, menos la radio.

chev 48 interiorAlguien pasó el dedo por el reloj que agrupa al amperímetro, temperatura, nivel de combustible y presión de aceite. Se ve muy bien,  Incluso con sus bordes cromados interiores.aunque, a su lado, el velocimetro tiene los números quemados por el sol. Algo de ella sirve por lo menos.

De la otra, no hay nada rescatable. El chasis tal vez…

Trato de imaginarlas nuevas. ¿Habrán sido de algún terrateniente. O habrán llegado sólo como vehículos de trabajo? Es más probable esto último.

En el año 1949 prácticamente no se hacía publicidad a las camionetas. En el caso de Chevrolet se avisaba solamente el nuevo diseño, “advanced design” que tenía muchas ventajas prácticas como visibilidad, ventilación (Cabina que respiraba) etc.

49 chevrolet price leaderEran consideradas simplemente vehículos de carga y a lo más para ir al pueblo a comprar fertilizantes, alambre, petróleo para los tractores. Pero el patrón habrá tenido un auto.

Terminamos las fotos y viendo que una de ellas tiene patente blanca, pregunto. Tiene papeles?
No patrón, son muy antiguas, si sirven pa’ exhibición no más. El que las compre las puede poner en un jardín
. Gracias, buenas tardes. Y sin pedirlo me dan su número de teléfono por si me interesan.
De vuelta en nuestro Chevrolet moderno pienso…ojalá les vaya bien con su venta. Alguien con talento haría una bonita rat-rod.
No entraremos en más detalles pues es posible que en próximos números de La Gaceta en papel, reporteemos alguna Chevrolet 49.

Anuncios

2 pensamientos en “Dos camionetas Chevrolet 48 para exhibición

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s