Home

Este premio, (virtual), es una iniciativa de la Gaceta para destacar a aquel auto que haya sido presentado por primera vez en el año que se va y que nos haya gustado de manera excepcional. No evaluamos la rareza, exclusividad, ni la precisión de la restauración, potencia o pedigree del auto. Alguna vez será una burrita, otra un muscle car…lo único en común será que nos guste su aspecto y condición.

Así pues si tú, lector, eres más crítico o más purista, no te escandalices ni molestes. El auto del año es sólo nuestra elección, nuestra opinión, tan respetable como la tuya. Si tienes observaciones constructivas, escríbenos.

Pero también queremos destacar que respetamos y reconocemos a todos quienes han llevado su auto a alguno de los tres eventos coorganizados por La Gaceta este año. Algunos propietarios con mucho esfuerzo, otros no tanto, cada uno se ha preocupado de mantener parte del Patrimonio técnico de Chile. Nosotros se lo agradecemos.

Durante 2013 coincidentemente aparecieron dos automóviles del mismo modelo y que llamaron en gran forma la atención de todos los aficionados y desde luego la nuestra.

fairlane 56 blueMediados de los 50 era la época propicia para el estallido de diseño, los autos bicolores, los tableros de nave espacial. Había optimismo en el aire estadounidense, estaba cambiando el estilo de vida, los jóvenes comenzaban a tener poder adquisitivo, ya llegaba el Rock and Roll y la industria automotriz contribuía a este ambiente tanto con sus lanzamientos anuales con  cambios de diseño cada dos años, como también aumentando la potencia de sus motores. En 1955 Ford, inteligentemente, tomó el diseño de 1954 y le hizo un par de cambios menores pero que causaron impacto. Se modificó el frente del auto, agregando una especie de visera sobre cada faro, logrando un frente mas agresivo.

Fairlane 56 orange_sealed beamPero el cambio mas novedoso fue incorporar una banda cromada que se iniciaba sobre los faros delanteros y que caía en forma de “V” en la puerta delantera y que se levantaba para continuar hasta las luces traseras.

banda fairlane copyEste cromado facilitó la puesta en escena de dos colores contrastantes, normalmente uno de ellos blanco. Nacía así la línea Fairlane que tenía como “alma mater”, no nos olvidemos, al nuevo e impactante Thunderbird con el que compartía ideas y rasgos clave.

1956 Ford Fairlane-01Este modelo que debería haber cambiado radicalmente en 1956, en una sabia decisión, fue mantenido pues el auto había sido un éxito (aunque las ventas del Chevrolet fueron algo mayores) y había llevado a Ford al mundo del futuro. Así para 1956 se adoptó un sistema eléctrico de 12 Volt, la banda cromada se hizo algo más ancha, para mayor presencia y se modernizaron las luces de estacionamiento y las de cola.

heartbreak-hotelMientras en 1956 Elvis grababa “Heartbreak Hotel”, Fairlane ofrecía todo tipo de accesorios automatizados: “power steering, power brakes, power windows y power seats”. Se ofrecía nada menos que seis modelos de Fairlane, el Victoria, (un hardtop de dos o cuatro puertas), el Crown Victoria, (que era el top de la línea), que llevaba una banda cromada que cruzaba el techo de lado a lado, el Sunliner, (que correspondía al convertible), el Town sedan y el Club sedan (sedan de dos puertas). Las opciones de motores eran básicamente dos, aunque se ofrecían otras alternativas más potentes: Un seis cilindros de 223 pulgadas y 137 HP y el V8 Thunderbird, de 292 pulgadas y 202 HP. Con ambos, el Fairlane viajaba feliz por la entonces nueva red de autopistas en su país de origen (y posiblemente menos feliz en las rudimentarias vías chilenas de la época).

Sí, llegaron varios Fairlane de 1956 a Chile y coincidentemente dos de ellos aparecieron en 2013. Uno de ellos, un Club sedan, primorosamente preparado, de color celeste con blanco, (Diamond blue con Colonial white, según los denominaba Ford) fue encontrado simplemente a través de los avisos económicos en un diario local de Concepción, leído de casualidad mientras su actual propietario esperaba para entrar a una reunión. Decía VENDO MI FORD FAIRLINE 1956 andando.

fairlane celeste perfilNos cuenta su dueño, Paulo Dulovits que llamó por teléfono y lo fue a ver. El propietario tenia 85 años  y no le habían renovado su licencia de conducir por lo que decidió vender sus autos ya que tenia dos: un Jeep wagon de 1948 y el Ford Fairlane 1956. “El auto estaba muy bien por lo que me interesé inmediatamente, pero el precio era muy alto. Le ofrecí una cantidad que no aceptó. Estuvimos conversando mucho rato, le mostré fotos de mis otros autos, lo que le encantó y nos despedimos. Luego de más de un mes recibí una llamada de él, ofreciéndome un descuento que acepté. Hice una transferencia y mandé una grúa para traerlo a su nueva casa.”

fairlane celeste lado copyEn este caso la casualidad fue tremenda. El destino quiso que Paulo leyera un diario sin importancia encontrándose con este tremendo regalo.

El otro Fairlane es un Fordor Victoria, color damasco con crema (Mandarin orange con Colonial white, según lo describía Ford), fue encontrado en Chimbarongo, completo, bien presentado, pero en estado mecánico regular.

fairlane damasco en holaLo compró su actual dueño, Francisco Rivera, quien se ha encargado de mejorarlo cada vez mas corrigiendo un sinfín de detalles, desde los marcadores hasta el tapiz para llegar a hoy , cuando ya es un auto imponente.

Fairlane 56 traseras

A la izquierda el Club sedán, equipado con un especial kit Continental. Cuando nuevo, este auto se vendía en USD 2014. El Continental agregaba USD 300.
A la derecha, el Victoria hardtop de cuatro puertas, con su trasera original. El precio de este modelo se iniciaba en USD 2195

Fairlane 56 interiores

Aquí vemos ambas versiones del tablero de instrumentos. Colorido para alegrar cada día manejando uno de estos autos. Una consulta al pasar: ¿de qué color es el tablero del auto que Usted maneja a diario?

Ambos vehículos son realmente impactantes y con justa razón les otorgamos el OSCAR2 copyNostalgic car of the year award.

 Se escuchan aplausos cerrados en el auditorio, para felicitar a Francisco y Paulo por haber encontrado y  ser custodios de estos fantásticos automóviles. Esperamos que los disfruten por largos años

Anuncios

4 pensamientos en “Premio “Auto nostálgico del año 2013”

    • Estimado George: Según el catálogo de Ford para 1956, el Skyliner no era un modelo con vida propia. Era “otra versión” del Crown Victoria, el cual sí es mencionado en el artículo. Dado que el techo de vidrio había sido mas bien un fracaso en el mercado, (el auto era un horno) había sido degradado a ser sólo una versión. Probablemente por ello el catálogo de 1956 ni siquiera lo ilustra. Muchas gracias por tomarse el tiempo de escribirnos
      RA

  1. hola amigo , que tal si te digo que tengo un FORD FAIRLINE CROAWN VICTORIA, 1956, CON TECHO DE VIDRIO , COUPE, BLANCO/ CELESTE, MOTOR THUNDERBIRD 292, V8., SIEMPRE IMPECABLE, ÚNICO DUEÑO, PIDO $ usd 400.000

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s