Home

En la prensa santiaguina del 7 y 8 de Septiembre de 2013, se publicó esta publicidad que pretende ser más o menos sofisticada y que buscaba convocar un público de alto poder adquisitivo. Al verlo por primera vez, no nos cuadró la foto, hermosa desde luego, con el texto. Hay demasiados rasgos de un glorioso auto americano pero…el aviso se refería a ciertas marcas específicas: Mercedes Benz y Audi y a otras marcas que no tienen clase ni prestigio, pero cuya publicidad se las ha construido artificialmente: Lexus e Infiniti

aviso 2013

Esta es la imagen publicada en septiembre de 2013, que no corresponde a los automóviles anunciados.

Una rápida mirada a los archivos de La Gaceta y en menos de media hora ya se había aclarado el enigma: Se trataba de un OLDSMOBILE de la más alta gama, el “Noventa y ocho”.

Tablero del Oldsmobile Ninety eight de 1969 y 1970Por lo menos, pensamos, los publicistas no erraron al elegir un auto de prestigio. También es cierto, nunca un auto de las marcas señaladas en el aviso será capaz de generar un aura, una visión de un mundo feliz como lo hacen los coches estadounidenses.

Pero hay más… El aviso indica que es posible adquirir su auto nuevo con ciertas tarjetas de crédito. Oh Impacto! El auto ilustrado es un modelo de 1969… Sería el mundo ideal poder comprar aún la rica gama de autos de 1969 (y con tarjeta).

Este es el frontal del convertible Oldsmobile ninety eight que muestra el aviso comentado

Este es el frontal del convertible Oldsmobile ninety eight que muestra el aviso comentado

Pero ya que estamos en esto, repasemos algo del Oldsmobile noventa y ocho y que en este artículo llamaremos indistintamente también “ninety eight”.

Hay una vieja historia sobre cómo se obtuvo este nombre. No se sabe si es cierto pero al menos es un cuento bien armado: Cuando ejecutivos de Oldsmobile debían decidir la fabricación del nuevo modelo para 1941, alguien comentó que el nuevo auto sería tan perfecto como el hombre podría hacerlo. Alguien replicó que ninguna obra humana era perfecta, a lo cual el dueño inicial de la idea, comentó: “Bueno, al menos 98 por ciento perfecto”. Y ahí estaba el nombre. Durante su existencia, el Noventa y ocho fue uno de los mejores de Oldsmobile.

Originalmente llamado serie 90, el Oldsmobile Noventa y ocho fue estrenado en 1941. Como era el top-line, el noventa y ocho tenía la carrocería más grande de todos los Oldsmobile, y estaba impulsado por el motor de 8 cilindros en línea. Estaba disponible como cupé de dos puertas y sedán de cuatro puertas. 1951 Oldsmobile Ad-01El nuevo estilo ofrecido en 1948 fue llamado con el magistral nombre “98 Futuramic”, para al año siguiente presentar uno de los mayores éxitos de la marca: El famoso nuevo motor Rocket V8. Conocido por ser el primer motor V8 OHV y a su vez, en 1990, el último motor carburado que equipaba autos de pasajeros.

Este sedán ilustra  cómo el Olds ninety eight se acercaba al estilo Cadillac. Podría fácilmente ser confundido a la distancia o en un estacionamiento.

Este sedán ilustra cómo el Olds ninety eight se acercaba al estilo Cadillac. Podría fácilmente ser confundido a la distancia o en un estacionamiento.

Hubo momentos en su historia donde el Noventa y ocho verdaderamente desafió en confort, lujo y prestigio, con gran aplomo, a su hermana mayor, la división Cadillac. Ello ocurrió por primera vez con el Noventa y ocho sedán de lujo en 1965 y desde ese año, con cada nuevo modelo de carrocería, el Noventa y ocho adquiría mas aura de clase y distinción.

En 1969 se construyeron 4.288  convertibles “ninety eight”, modelo que dio pie a este nota, que se vendían a USD $4,702.00. La carrocería, como siempre, era construida por Fisher y su peso alcanzaba a increíbles 2150 kilos. Era grande y pesado, pero no costaba nada conducirlo gracias a su dirección ultra asistida y un excelente mecanismo de servo freno que detenían a este gran palacio en corto tramo.

Como nota que ilustra el alto refinamiento, para el Noventa y ocho había disponibles nada menos que ¡22 opciones de colores!

Tremendo auto, estaba impulsado por un motor V8 de 455 pulgadas cúbicas y ricos 365 HP. No 6 cilindros para el “Ninety eight” .(aunque sí para los Olds mas simples, como el Cutlass)

1969 Oldsmobile- engine

Para su 50 aniversario, el Ninety eight se rediseñó pero ya la Oldsmobile deseaba promover el nuevo Aurora 1995 modelo que terminó con el sitial del Noventa y ocho como coche insignia de Oldsmobile y comenzando el declive de Oldsmobile hacia la oscuridad y el inmerecido término de la vida de esta prestigiosa marca

Poseer un Noventa y ocho fue siempre una fuente de orgullo para sus propietarios y aún hoy, más de 40 años después sigue siendo un ejemplo de fascinación como lo atestigua el aviso comentado al inicio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s