Home

catagaceta

En La Gaceta de Los Clásicos número 10 escribimos un breve artículo sobre este magnífico auto del cual llegaron varios ejemplares a Chile, entre ellos el mostrado en esa edición, (ya desarmado)  y otros que hemos publicado en el Boletín del Patrimonio.

El Catalina era uno de los modelos Pontiac de menor precio (y por tanto con menos cromados) pero los motores V8 que se ofrecían para él eran de alta potencia.

La foto que sigue es parte de un comunicado de prensa liberado el domingo 13 de septiembre de 1964.pontiac Catalina Señalaba: 2 más 2. La excitante opción 2 más 2 se encuentra disponible en las versiones Sport Coupe y convertible de Pontiac Catalina. Inequívocamente diferente, el 2 más 2 ofrece caracteristicas exclusivas tales como una gran franja cromada en los bajos del auto, vistosa identificación 2 más 2  en el frente, el costado y atrás. Bajo el capot se encuentra el afamado motor V8 de 421 pulgadas cúbicas de alto rendimiento. El fluído diseño de la línea del techo es también una caracteristica  de la serie Sport Coupe de los modelosCatalina y Bonneville. Public Relation Department. Pontiac Motor Division.

La artística foto en blanco y negro que acompaña al comunicado muestra en todo su dramatismo el perfil del  Catalina Sport Coupe. Un auto que daban ganas de salir a comprarlo de inmediato.

Tal como señalábamos en La Gaceta, los motores del Catalina llegaron a sobrepasar los 300HP. Pero no sólo los motores eran parte de su encanto. Aún siendo un auto grande, sus líneas eran equilibradas en sus proporciones  y con cierto gusto semi deportivo para las grandes rutas.

El nombre Catalina se utilizó por vez primera como un sub modelo del Pontiac Chieftain. En 1959 pasó a ser un modelo independiente, de bajo costo, situación en la que persistió solamente por dos años.  Sin embargo un Catalina de 1959 equipado con un motor 389 Tri Power fue el primer auto en romper la barrera de las 100 millas por hora, lo cual fue logrado en la  pista de Detroit. (Detroit dragway)1959 y 60 Catalina

En 1961, cuando Pontiac decide meterse a la carrera de autos de alta potencia para arrasar con todos,  el Catalina pasa a ser equipado con motores de alto rendimiento y líneas juveniles. El modelo muere en 1981, sufriendo los poco afortunados estilos que la industria estadounidense de esa época.

En su mejor momento, para venderlo, Pontiac utilizó los mejores dibujos de  excelentes artistas publicitarios que recrearon escenas de ficción que encantan, pero que también reflejan al Catalina en todo su esplendor.  La técnica de dibujo utilizada por los artistas que ilustraron estos avisos corre el riesgo de perderse “gracias”  a la fotografía digital intervenida en  computador. Pero una pequeña muestra de este arte en extinción puede ser disfrutada en las dos imágenes que siguen.

1967 y 69 Catalina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s