Home

En La Gaceta Nº 1 mostrábamos un breve reportaje sobre “La burrita de Frutillar”, que correspondía a un cupe cerrado Ford A de 1931 en excelente condición. A muchos lectores les llamó la atención que  tuviese su máscara pintada en parte.

El dos de diciembre de 1927 finalmente Ford inicia la venta de su innovador modelo A del cual se vendieron 3,25 millones de unidades durante los cuatro años en que mantuvo en producción. Miles de ellos hoy sobreviven en manos de personas que los aman de verdad.

Un modelo revolucionario sin duda pues los avances en relación a su antecesor, el Ford T eran como comparar una avioneta con un jumbo. El Ford T sólo podía partir con manivela y tenía cambio a pedales, el A era similar a los actuales. Si bien los frenos del Ford A eran primitivos, accionados por varillas metálicas, los frenos del T eran casi inexistentes. El A incorporaba parabrisas con vidrio Triplex de seguridad, primer auto estadounidense en incorporar esta medida de seguridad. El T era de carrocerías angulares y escaso cromado. El A llevaba una gran máscara brillante, sin dudas un lujo a juicio del frugal Henry Ford, pero que contribuyó a que fuera un favorito entre los compradores.

Sólo los verdaderamente conocedores saben las diferencias entre los distintos Ford A. Por eso en La Gaceta hemos preparado esta pequeña foto-guía que muestra las diferencias frontales entre los modelos 1928-29 y 1930-31. En los cuatro años de producción, la máscara del Ford A era una cubierta de brillante acero, que rodeaba al radiador y que en su frente llevaba una pestaña en forma de V central. El conjunto se completaba con los faroles delanteros que flaqueaban esta máscara. Si bien hay notorias diferencias en las dimensiones del conjunto capot /frontal, éstas se pueden visualizar simplemente por la forma general del frente del auto.

En los Ford A modelos 1928 y 1929 la mascara tenía una leve forma “abarrilada”, que le daba al auto un aspecto simpático, bonachón.

Ford A 28-29

La barra que sostenía los faroles y que cruzaba entre ambos tapabarros frontales era simplemente horizontal. Los parachoques estaban levemente curvados o flectados  en sus extremos.

En los modelos 1930 y 1931 la máscara es más estilizada y alta, teniendo forma de rectángulo vertical. Es mas seria, con lo que el auto gana en formalidad pero pierde su aspecto “amistoso”.Su forma contribuye a un aspecto más alto y formal del conjunto frontal.

Ford A 30

Concordante con este diseño, la barra horizontal que lleva los faros delanteros, también de brillante acero, poseía una suave y elegante curva. Los parachoques son rectos.

En 1931 el frente superior de la máscara lleva su área central pintada, siendo una característica única de este modelo.

 Ford A 1931_2

En todos los años, una rejilla de protección cromada sobre el radiador es un opcional, (y que hoy en día lleva la mayoría de los Ford A conservados), la cual no deja ver a primera vista la forma exacta de la máscara.

Finalmente, en este recorte de un catálogo de Macs , dejamos las dimensiones del capot para los diferentes estilos de frontal, en el cual se puede observar que las diferencias son bastante  importantes.

 Ford A hoods

Anuncios

Un pensamiento en “Cómo diferenciar los Ford A?

  1. Se pueden diferenciar por el diametro de los aros, sin aro 19″ o 21″ y también por las tapas de ruedas, entre otras diferencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s